Comisión de Economía Carta abierta Buenos Aires

27May/090

Mesa redonda Plan Fenix: Crisis global: efectos y respuestas en América latina

Publicado por admin

 

 

P R O G R A M A

29 de mayo de 2009

 

19:00 hs. – Apertura

Alberto Edgardo Barbieri                                           Decano FCE - UBA

Abraham Leonardo Gak                                Director Plan Fénix

Achim Wachendorfer                                    Representante Fundación Friedrich Ebert

 

19:15 hs.

Carlos Eduardo Ferreira de Carvalho           Pontificia Universidad Católica, São Paulo

Aldo Ferrer                                                     Plan Fénix - UBA      

Jorge Leiva                                                    Fundación Chile 21

Gabriel Papa                                                  Revista Brecha, Uruguay

 

Moderador: Alberto Müller – Plan Fénix

 

Lugar de realización:

Salón de Actos – Facultad de Ciencias Económicas

Av. Córdoba 2122 – 2º piso

 

Informes:

Área de Proyectos Estratégicos – Facultad de Ciencias Económicas

Av. Córdoba 2122 – 1º piso – Tel.: 4370-6135

Correo electrónico: fenix@econ.uba.ar / www.econ.uba.ar/planfenix

 

ENTRADA LIBRE Y GRATUITA

27May/090

Extractos del artículo: “El enemigo principal (polémica”) de Norberto Galasso, historiador y ensayista

Publicado por admin

(Publicado en Página 12 el 7 de febrero del 2009)

 

Dice

Dice Galasso que frente al gobierno:

“(…) corresponde una crítica lateral, reconociendo aciertos –empujando, para profundizarlos– y señalando errores. Aquí reside el aspecto central de la discusión: quién es el enemigo principal, (…).mire los noticiosos de TN, observe la perversidad de la casi totalidad del periodismo televisivo y la opinión de la casi totalidad de la dirigencia que aparece en “los medios” –ferozmente opositora al Gobierno– y se convencerá de que no puede coincidir con ellos. López Murphy, Carrió, Escribano, Grondona, la Mesa de Enlace agropecuaria, Longobardi y tantos otros saben bien quién es “el enemigo principal de ellos” y en este momento le apuntan agresivamente, con burlas y saña, al kirchnerismo. (…)

Esta gente antinacional y antipopular pretendió “desgastar” al Gobierno, (…) Todos ellos, juntos o separados, se esmeran por bajar el telón sobre la experiencia de Néstor y Cristina. A su vez, Fidel, Chávez, Lula, Evo y Correa no quieren que esto ocurra porque consideran a la pareja como compañeros del hundimiento del ALCA y de la necesaria reunificación de América latina con Banco del Sur, moneda latinoamericana y comité de defensa ante cualquier prepotencia imperialista.

De esto no hay duda alguna. (…)  también son enemigos Bunge y Born, Urquía, la Aceitera General Deheza, Monsanto, etc., ¡qué duda cabe! (…) Digo que hay “amigos del poder”, efectivamente, como también los hay en todos los movimientos que algunos catedráticos llaman despectivamente “populistas”, incluso en el peronismo del ’45. Pero esos negocios no alcanzan para confundir los campos. Son suficientes sí, para señalar compromisos, contradicciones, concesiones del Gobierno.

Por eso hay que empujarlo, movilizando al pueblo, para que profundice su política y adopte medidas audaces en esas áreas hoy sujetas al saqueo. (…) (pero) me sorprende que omitan los avances de este gobierno y algo tan caro al peronismo como son los derechos de los trabajadores. Porque ahora no sólo hubo disminución de la desocupación y recupero de las paritarias, sino que desde la Comisión parlamentaria de Legislación Laboral presidida por Héctor Recalde se recuperaron conquistas que el menemismo había destruido (sextuplicación del salario mínimo, vital y móvil, suspensión de despidos sin causa, derogación de la ley Banelco, prohibición de uso de banderas extranjeras en los buques para eludir la legislación laboral argentina, limitación a ocho horas de la jornada para peones rurales, modificación de la ley de pasantías, el “dubio pro operario” en juicios laborales, jueces laborales en materia de quiebras, etc.).

Y esto no lo promueve “el enemigo principal”, sino el Frente para la Victoria. (…). Elogien lo elogiable y critiquen lo criticable, pero con sumo cuidado para no ser funcionales a la reacción. Crezcan, desarróllense, si pueden, cabalgando junto a lo mejor del Gobierno y cuando deban votar, no le den pasto al enemigo.  (…). Creo, (…), que hay una cuestión nacional que divide a la sociedad en antiimperialistas y proimperialistas y una cuestión social que la divide en explotadores y explotados. Del ensamble de ambas cuestiones nace un proyecto de Liberación Nacional en marcha hacia el socialismo (…)

 

 

 

 

27May/090

A 40 AÑOS DEL CORDOBAZO

Publicado por admin

EL MOVIMIENTO OBRERO ORGANIZADO DE CORDOBA

HOMENAJE A MAXIMO MENA, ELPIDIO TORRES, ATILIO LOPEZ, AGUSTIN TOSCO, RAUL FERREYRA Y A TODOS LOS QUE DIERON SUS VIDAS EN LA LUCHA POR LA LIBERACION NACIONAL Y SOCIAL

A los 40 años del Cordobazo, el Movimiento Obrero Organizado de Córdoba reafirma la vigencia de la organización, la unidad y la lucha de la clase trabajadora para el logro de la justicia social en la Argentina libre y soberana.

Este 29 de mayo, nos convocamos en frente de la sede de la que fuera, en 1957, la primera CGT normalizada en el país, luego del golpe de 1955. Este histórico edificio, es solicitado al gobierno provincial para que sea devuelto a sus verdaderos y legítimos dueños: los trabajadores organizados de Córdoba y como reconocimiento a los compañeros que lo dieron todo en la lucha por la justicia y la dignidad.

El Cordobazo, patrimonio de los trabajadores y el pueblo de Córdoba, es parte de la historia que nuestra provincia comenzó a escribir en la Reforma de 1918, con la democratización y la apertura de las universidades para los sectores postergados, en el progreso industrial con las más importantes empresas del Estado nacional: IME, IAME y la Fábrica Militar de Aviones (recientemente resuelta su reestatización por el gobierno de la compañera Cristina Fernández), que constituyeron el más extraordinario polo de desarrollo durante los primeros gobiernos peronistas; la lucha en la resistencia después de 1955, que expresara la CGT de 1957 con el primer paro a la “fusiladora” y  culminaría con el gran aporte que el movimiento obrero de Córdoba realizara a la democratización del país en 1973.

En La Falda y Huerta Grande, el movimiento obrero argentino marcó un hito con los programas que fueron la base de una etapa que llegó al Cordobazo con el nivel de conciencia y organización que nos conduce hasta hoy, abriendo el camino con el que seguimos peleando por la independencia económica, la justicia social, la salud, la educación, el bienestar y la felicidad de nuestro pueblo.

Todas las luchas requirieron un alto grado de sacrificio y entrega personal de trabajadores, activistas, delegados y dirigentes sindicales. Numerosos compañeros dejaron sus vidas en la defensa de nuestros ideales.

Este aniversario nos encuentra comprometidos plenamente en la ardua tarea de la reconstrucción de una Argentina que fue devastada por la aplicación del modelo neoliberal que se inició con la dictadura militar en 1976 –con los más graves crímenes cometidos en nuestra tierra, y continuó con la entrega del patrimonio nacional de la era menemista- basado en la absoluta dependencia con los centros financieros del poder mundial y la enajenación de las decisiones políticas, transformándolas en subordinación a los intereses económicos de los grupos concentrados.

Fueron los trabajadores los que sufrieron los más terribles embates de las políticas neoliberales: millones de desocupados y precarizados, incremento nunca visto en las cifras de pobres e indigentes, exclusión, retroceso en la educación, aumento de la desigualdad y destrucción de la industria nacional.

También fueron los trabajadores los que llevaron adelante las luchas contra el hambre y la entrega.

El movimiento obrero aporta al cambio de modelo iniciado en el 2003 desde donde se sucedieron: los derechos humanos, la recuperación de la memoria y el castigo a los genocidas como política de estado;  la anulación de las leyes de obediencia debida, punto final e indultos; la renovación de la Corte Suprema , la derogación de la Ley Banelco de flexibilización laboral, la estatización del Correo Argentino, Aerolíneas Argentinas y la Fábrica Militar de Aviones; la política previsional de inclusión y la movilidad jubilatoria, la previsión social estatal y eliminación de las AFJP, aumento del presupuesto para educación, la Cumbre de las Américas en Mar del Plata que le dijo no al ALCA: las medidas para enfrentar la crisis internacional; la reducción de la desocupación; las modificaciones a la leyes laborales; el proyecto de ley de medios audiovisuales; la política de integración con Latinoamérica, las retenciones al sector agroexportador; etc.

Hoy los trabajadores organizados estamos obligados a no dejar desviar el eje de la discusión central, que es definir los caminos por donde debe transitar nuestro país, que es sin dudas reconstruir el Estado de bienestar, recuperar el rol del Estado y de la política como herramienta esencial para producir las transformaciones necesarias. Sobre todo hoy, ante los desafíos que nuestro país debe asumir por imperio de la inédita crisis financiera internacional.

El movimiento obrero organizado hoy ocupa su lugar en la política, la de verdad. La que discute en la mesa donde se puede negociar; no en la que impone y pretende ningunear, como la de los sectores que responden únicamente a sus intereses –los únicos que aumentaron en los últimos años, acumulando riquezas fabulosas- y se creen dueños de la patria y de sus símbolos.

El movimiento obrero organizado hoy se define a favor de la profundización del cambio de modelo, siendo consciente que es la alternativa para saldar la deuda social pendiente y acercarnos al modelo estratégico de la solidaridad, la defensa de nuestra cultura, nuestros recursos, de la justicia y la igualdad.

Para ello será necesario acumular poder político para modificar la relación de fuerzas frente a los intereses antinacionales locales que pretenden desandar el camino y volver las recetas del ajuste permanente monitoreado por el FMI.

El proyecto de país justo, libre y soberano se construye con la participación activa del movimiento obrero, de quienes son la base fundamental de la construcción de la riqueza y  la garantía de un pleno empleo, salarios dignos, educación, salud y vivienda para todo el pueblo, alejados definitivamente de las recetas con las que se entregaron nuestros recursos naturales, las empresas públicas y la banca estatal.

Por eso hoy debemos elegir a los hombres y mujeres comprometidos con los humildes, con los trabajadores y a los que avala su historia personal. No son individuos, son las políticas que llevarán adelante, y para eso el movimiento obrero está poniendo llevando al Congreso a los mejores compañeros para garantía de la defensa de los intereses populares.

Recuperar la política, lejos de su banalización o tergiversación y el valor de las palabras será la tarea fundamental de los representantes del movimiento obrero.

A 40 años del Cordobazo, los trabajadores de Córdoba seguimos de pie, seguimos luchando, construyendo, presentando propuestas y alternativas, comprometidos profundamente con el destino de nuestros representados, reafirmando a las organizaciones sindicales, que son parte inseparable de la fuerza social que llevará adelante el inexorable común destino de justicia social.

29 DE MAYO DE 2009

11.00 HORAS: CONCENTRACION EN GENERAL PAZ Y  COLON

11.30 HORAS: ACTO EN VELEZ SARSFIELD Y 27 DE ABRIL

Córdoba, 27 de mayo de 2009.