Comisión de Economía Carta abierta Buenos Aires

24Abr/130

La continuidad de un emprendimiento

Publicado por admin

El predio de 4,5 hectáreas está ubicado cerca de un viejo playón de maniobras del ferrocarril Mitre y el arroyo Ludueña. Está a quince cuadras del emplazamiento original que iba a llevar adelante la fallida Fundación Sueños Compartidos.

Por Luis Bastús
La Subsecretaría de Obras Públicas nacional comprometió los fondos para continuar con la urbanización del asentamiento toba en zona norte, y así la Municipalidad anunció la reactivación del plan que significará a partir de la semana próxima la construcción de 128 nuevas viviendas en un terreno fiscal cercano a las avenidas Sorrento y Sabin, lo que será parte de las 500 unidades que componen el proyecto original para urbanizar ese énclave comunitario, con un presupuesto global de 180 millones de pesos. Mientras tanto, la constructora que el municipio contrató para proseguir la obra está a punto de entregar 38 viviendas, el centro de salud, la escuela y la comisaría del barrio, que había iniciado la fallida Fundación Sueños Compartidos.
La zozobra en la que se había empantanado el proyecto de la entidad comandada por Madres de Plaza de Mayo tras el escándalo de la gestión de Sergio Shoklender en 2011 parece haber quedado atrás. De los habitantes del asentamiento que habían quedado sin proyecto de casa propia y sin empleo, la empresa Pecam tomó a 42, y el resto se organizó en siete cooperativas de trabajo listas para desempeñarse en el mercado local de la construcción.
El director del Servicio Público de la Vivienda (SPV), Raúl Alvarez, reveló ayer que el subsecretario de Obras Públicas de la Nación, Abel Fatala, firmará hoy la partida de fondos necesaria para empezar a construir parte del barrio consolidado en un predio de 4,5 hectáreas entre el terraplén de la vía que corre junto a avenida Sabin, un viejo playón de maniobras del ferrocarril Mitre y el último tramo del arroyo Ludueña, previo a la embocadura de su entubamiento. En ese lugar, quince cuadras al norte del emplazamiento original de Juan José Paso al 2000, se levantarán desde ahora, y durante los próximos 14 meses, 128 unidades habitacionales unifamiliares, de mampostería y con la debida infraestructura de servicios. Cuando se encuentren en un 60 por ciento de ejecución, Nación y Municipalidad firmarán el convenio para la segunda etapa del proyecto, por otras 244 unidades.
El predio de Sorrento al 1400 había pasado desde la Administración de Infraestructura Ferroviaria (Adif) a la Comisión Nacional de Tierras "Padre Mugica", que la puso a disposición del SPV para continuar con la relocalización de asentamientos irregulares, en este primer caso con la villa de la comunidad Qom y otras familias de barrio Ludueña. En noviembre pasado, el Concejo Municipal aprobó por unanimidad el destino de hábitat social de esas tierras fiscales, que la pretendían los clubes Argentino y Reflejos. Ahora, el SPV consiguió de la cartera que depende del Ministerio de Planificación Federal el consentimiento para reactivar los desembolsos y garantizar la continuidad del emprendimiento. "Fatala tenía ayer (por el lunes) la resolución sobre el escritorio y a más tardar mañana (por hoy) la iba a firmar", señaló Alvarez.
La razón de tomar este predio para repartir el obrador es la falta de espacio que hay en el terreno de Paso y Sabin, puesto que ya no hay margen para seguir desarmando las casillas de la villa original. Primero es preciso construir viviendas en otro lugar para luego mudar los vecinos y generar espacio vacante para avanzar con la urbanización del barrio. Una vez que todas las familias hayan sido mudadas de sus ranchos, ese predio alojará un total de 256 viviendas más los edificios de la infraestructura comunitaria.
Hasta ahora, el proyecto terminó 36 viviendas de la fase original, antes de que estallara el caso Shocklender, y la constructora privada entregará en 40 días otras 38 casas contiguas. Además, el centro de salud estará concluido en dos meses, y la escuela estará lista en julio. Alvarez destacó la predisposición demostrada por el funcionario nacional al avalar la construcción de una comisaría. "Servirá no sólo para el barrio toba, también para todo el entorno", valoró.